Chema Alonso, un informático en el lado del mal

El éxito es poder dedicarte a lo que te gusta, sin diferenciar ocio de trabajo.

Jose María Alonso Cebián, popularmente conocido como Chema Alonso, es un mediático hacker Madrileño reconocido mundialmente por sus capacidades y conocimientos en ciberseguridad. Apasionado de la informática desde niño, comenzó con 12 años a programar en lenguaje Basic, influenciado por el argumento de la película Tron de Walt Disney. Esta pasión por la tecnología le llevó a estudiar Ingeniería informática en la URJC (Universidad Rey Juan Carlos), donde se doctoró en seguridad y fue recientemente nombrado miembro honorífico).

Sus comienzos laborales fueron en Informática64 (como consultor de seguridad), empresa que fué adquirida en 2013 por Telefónica (rebautizándola como Eleven Path y poniendo a Alonso al frente como CEO). Desde 2016 tiene otro cargo en Telefónica, Chef Data Officer (uno de los principales puesto ejecutivos de la organización y máximo responsable del plan estratégico de datos: control, explotación efectiva, ciberseguridad, etc…). Todas estas actividades (que compagina con la publicación de libros, entrevistas en radio y televisión, charlas o conferencias) le han merecido reconocimientos como el galardón Microsoft MVP 2016 (Most Valuable Professional) a la seguridad corporativa o la “Medalla blanca” de la Guardia Civil (por sus continuas colaboraciones) en Mayo de este año.

En una de las últimas entrevistas que le han hecho con motivo de su reconocimiento como miembro honorífico de la URJC, Alonso reconoce que la formación universitaria es imprescindible y bastante buena en España. Los ingenieros deben salir preparados para transformar el mundo, siendo más importante que desarrollen ciertas habilidades y conocimientos fundamentales antes de trabajar con herramientas de última generación. En el mundo actual es raro que una sola persona pueda crear algo grande, por ello, además de habilidades técnicas, son muy importantes otras como la creatividad, la colaboración o la iniciativa, para poder abordar grandes problemas y retroalimentarse del trabajo de los demás miembros del equipo. Según sus palabras: “Hay que quitar las barreras para hacer posible lo imposible (actitud hacker)”.

No menos importante, remarca, es la colaboración entre empresas y universidad, pues la constante evolución tecnológica creará en el futuro nuevos puestos de trabajo que ahora ni imaginamos. La clave es “estar preparados para los cambios y aprender de ellos”. Para terminar aconseja que todo aquel que quiera estudiar ciberseguridad tiene que sentir pasión por su trabajo, pues exige mucha dedicación y buscar el equilibrio entre “aprender haciendo” y “aprender estudiando”. Como dijo Linus Torvalds: “El tiempo de dar soluciones sencillas a problemas sencillos ya pasó”.

 

En el encabezado de este artículo podéis encontrar un podcast-entrevista que le hicieron en “The Success Academy” hace casi 2 años, donde Alonso da consejos sobre ciberseguridad, y que a continuación os detallo algunas conclusiones:

► Los medios de comunicación han negativizado el término hacker, identificándolo con cibercriminal. Un hacker es un apasionado, un investigador que quiere conocer los entresijos de un sistema tecnológico, hasta el último rincón, lo que le lleva a experimentar y no dar nada por hecho. Otra cosa sería el hacktivista, que utiliza sus conocimientos para vulnerar los sistemas en nombre de sus ideas o principios.

► La programación nos ayuda a organizar la mente. Es fundamental que los niños desarrollen la habilidad de descomponer un problema en problemas menores para después encontrar una solución viable. Existen intentos para enseñar esta disciplina desde edades tempranas. Por ejemplo:

  1. Scratch un lenguaje desarrollado por el M.I.T (Massachusetts Institute of Technology) para aprender a programar jugando con elementos visuales.
  2. Microsoft Kodu Game Lab (plataforma para crear juegos y programas interactivos).

► Tanto particulares como empresas están expuestos a ser ciberatacados. Económicamente es más jugoso ir a por empresas que facturan miles de euros y no tienen planes de seguridad establecidos, pero también se espía y se roban identidades de particulares (para pedir préstamos o hacer transferencias). A la orden del día encontramos delitos como el ramsonware (robar datos y reclamar un rescate) o el sexting (mantener cibersexo para luego extorsionar a cambio de no publicar el material en la red.). En definitiva son los delitos de siempre adaptados al mundo digital.

► Consejos básicos de ciberseguridad:

  1. Además de contraseñas seguras, es necesario tener un 2º factor de autentificación, por si los troyanos 😉
  2. Hay que mantener nuestros equipos blindados como una fortaleza (protección antivirus, firewall, actualizaciones al día…)
  3. No conectarse a redes desconocidas, sobre todo a wifis abiertas.
  4. Los datos almacenados en cloud (en la nube) seguramente están más protegidos que los que almacenamos en casa.
  5. En las compras por Internet hay que tomar precauciones: que el vendedor sea de confianza, tener un medio seguro de pago, que nuestra tarjeta tenga límites…
  6. La paranoia de ser atacado en cualquier momento puede ser una buena aliada.

 

Si queréis saber más sobre Chema Alonso y sus trabajos podéis seguirlo en: su foro www.elladodelmal.com , twitter (@chemaalonso), Seguridad Apple o www.elevenpaths.com

► Fuentes: Entrevista en la URJC (Universidad Rey Juan Carlos) y “The Success Academy”